Administrador

Mi foto
Cartagena de Indias, Bolívar, Colombia
Abogado - Gestor Cultural

viernes, 3 de junio de 2011

ESTERCITA FORERO SE FUE DE VIAJE..., CON LA LUNA DE BARRANQUILLA

Por
Guillermo Correa Mosquera
Director

Enamorada de su ciudad natal, Estercita Forero Celis, o mejor "La Novia de Barranquilla", ha levantado el vuelo para encontrarse con la luna de su terruño querido, entonando una canción al viento que recuerda las calles de su Vieja Barranquilla doradas por el sol y las arenas...
Contaba con escasos cuatro años de edad, cuando empezó a entonar las primeras frases con sentido musical en las reuniones familiares, las mismas que tiempo después, entonara orgullosa de su natal ciudad, en los teatros de la época, pero fué a través de las ondas hertzianas, cuando presentara sus dotes artísticas, tenía entonces 14 años de edad y a través de La Voz de Barranquilla, sus paisanos, tuvieron la oportunidad de conocer la que luego sería la compositora mas destacada de la arenosa.
Nació el 10 de diciembre de 1919, y desde ese momento la luna le iluminó el camino con su palidez de plata, y ella confiando en el sendero trazado, dedicó su vida a brindarle amor a su ciudad, razón por la cual se le conoció como la novia de Barranquilla, honor que mantuvo vivo durante sus 91 años de transito por estas tierras, y que aprovechó de que manera, cuando su mente enamorada empezó a crear universos sonoros en el pentagrama adornados con los ritmos característicos del caribe colombiano.
Infortunadamente el paso inexorable del tiempo, hizo menguar su capacidad física, pero su mente se mantuvo siempre activa en pro de las actividades del carnaval especialmente de su Guacherna, a la cualle compuso un tema inspirada en los "faroles de colores" que año tras año adornan la ciudad para invitar al jolgorio.
Hoy 3 de junio de 2011, Estercita Forero, se nos adelantó en el camino, por el sendero de plata de luna de Barranquilla que la iluminó durante toda su existencia terrenal, para hacerla inmortal.
El próximo carnaval, cuando se enciendan las luces de sus faroles de colores y los monocucos y marimondas, empiecen a hacer sus travesuras, allí estará Estercita, porque nunca faltó y nunca faltará a la cita con el goce de su pueblo barranquillero. Desde El bodegón invitamos a todos despedir a la novia de Barranquilla con retumbar de tambores y ambiente de carnaval como ella vivió y seguira en el universo intemporal de la mente de quienes tuvimos la fortuna de verla siquiera una vez, hasta luego preciosa joya del caribe nos veremos pronto Estercita.