Administrador

Mi foto
Cartagena de Indias, Bolívar, Colombia
Abogado - Gestor Cultural

miércoles, 15 de agosto de 2012

AHORA..., EL DRAMA, MARÍA TORRES, ¡SIGUE ESCRIBIENDO...! UN POEMA Y SU REALIDAD.

Por
Guillermo Correa Mosquera
Director
Los escritos de María Torres, son la descripción de una realidad terrible, horrorosa, innombrable, lo que ella dice en sus escritos es la forma de enfrentar el  gigantesco y des-humanizado aparato estatal, que solo ven en ella un estorbo para el cre-cimiento económico de una nación, en próximas entregas conoceremos más de María Torres, quien se niega a la inactividad, que la han querido someter. Un ejemplo de lucha y tesón en esta poderosa mujer 

Neurotóxicos en mi cuerpo              


No tengo manos, ni rodillas,
otros se las robaron.
Se acaban mis pulmones y el corazón,
también, se destruye mi columna.
                                                       
                          No tengo vientre porque fue extirpado.
                          Mis escritos y poemas
                          son más cortos cada día.

Mientras, mi memoria se va borrando
como grabadora vencida
renunciando a tener voluntad.

                                                
                               Mi voz se está apagando
                              y alguna vez dejará de escucharse.

Mientras, me envuelve el silencio
del campo abierto
y la soledad en mi hogar,
que me han dado por cárcel.
                        
                                                Porque las leyes me han castigado
                                                y a ellos han premiado.

De mis años trabajando,
doblando mi espalda,
con la marcha forzada que me impusieron,
sólo me quedaron los químicos prohibidos
que me vienen destruyendo.

              Neurotoxins in my body

I don’t have hands, nor knees,
others stole them.
Ending are my lungs and the heart,
too, is destroying my back.
                                         
                                          I don’t have uterus since it was removed.
                                          My writings and poems
                                          are shorter every day.

Meantime, my memory is deleting
as expired recorder
resigning to have a will.
                                           My voice is going off
                                           and sometime will not be listened again.

Meantime, surrounds me
the silence of the open country
and the loneliness in my home,
that they gave me as a jail.
                                             Because the laws have punished me
                                             and have rewarded them.
From my years working,
bending my back,
due to the fast pace
they imposed on me,
now I just have the banned chemicals
that are destroying my body.

María Torres