Administrador

Mi foto
Cartagena de Indias, Bolívar, Colombia
Abogado - Gestor Cultural

sábado, 20 de agosto de 2011

EL PLACER DE LEER..., DESDE UNA CARRETA

Por
Guillermo Correa Mosquera
Director

Con entusiasmo cercano al éxtasis que produce  saborear manjares exquisitos, desde una carreta que albergó alguna vez en su cajón de metal, el preciado líquido que tiene la exclusividad de saciar la sed, ahora alberga textos producidos por las plumas mas importantes del mundo, para saciar además el anhelo del saber.
Cuando Martín Murillo Gómez decidió cambiar la forma de saciar la sed de sus clientes, emprendió una aventura que parecía ser una locura, cambiar la actividad que le había procurado el diario vivir, para dedicarse a prestar libros, sí a prestar libros en la antigua Plaza Mayor de Cartagena de Indias (hoy Parque de Bolívar), despertando curiosidad en los transeuntes, quienes extrañados se preguntaban, si aquel negro delgado y de hablar pausado, era un vendedor más pero esta vez de libros.
La actividad comenzó y poco a poco, los transeuntes, cartageneros y cartageneras, turistas de todas las latitudes, personajes destacados a nivel nacional e internacional, en fin todas las personas que se acercaban y se acercan a la carreta tienen la oportunidad de disfrutar de un menú variado de textos, para la avidéz y la adipsia.
No tardó mucho en recibir apoyo de importantes entidades y empresas, destacándose la decidida contribución de Raimundo Angulo Pizarro, presidente del Concurso Nacional de Belleza, y así se fueron sumando importantes empresas del país con asiento en Cartagena de Indias, la empresa Postobon que antes le suministraba el agua, ahora le patrocinaba la promoción de lectura, y así TCC, Transportadora Comercial Colombia, RCN Radio Cadena Nacional, posteriormente las entidades culturales del departamento en primera instancia a través del Fondo Mixto para la Promoción de la Cultura y las Artes de Bolívar y posteriormente el IPCC,Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena. consideraron la importancia de apoyar esta aventura que ya no era tan desquiciada, y una de las entidades mas importantes  del periodismo creada por el premio Nobel Gabriel García Marquez  como es la Fundación Nuevo Periodismo Iberoaméricano, que de manera decidida ha venido apoyando la carreta desde el principio.
Todos estos apoyos no bastaron, para que en uno de esos días aciagos en que quisieramos no habernos levantado, un grupo de empleados de la oficina de espacio público de la ciudad, pretendieron "llevarse" la carreta, porque estaba perturbando el libre tránsito de los "turistas" con su "venta" de libros. la protesta de los lectores habituales no se hizo esperar, porque sepa usted, que la "Carreta Literaria Leamos", ¡No vende libros!. sencillamente le proporciona a los transeúntes alimento para el intelecto.
La Carreta Literaria Leamos, salió del parque en esa oportunidad, ese día no regresó pues la actitud de los funcionarios del gobierno, grotesca y brutal por cierto, hirió la sensibilidad del lector. Sin embargo su salida temporal del parque en esa mañana, lo condujo a otras "salidas" esta vez a los certámenes mas importantes del libro en latinoamérica, Bogotá, México, Buenos Aires, y las escuelas primarias de la ciudad de Cartagena, donde con la participación de personajes importantes de la ciudad, se promociona la lectura.
Para enterarse de las anécdotas y peripecias que ha pasado Martín Murillo Gómez, para posicionar la Carreta Literaria Leamos, este 24 de agosto se hará el lanzamiento de las memorias de esta aventura en el libro "Una Carreta que no es Carreta"  en el salón Daniel Lemaitre de la Cámara de Comercio de Cartagena. para que disfrute de ¡El Placer de leer..., Desde una Carreta.!  

No hay comentarios: